jueves, 20 de julio de 2017

Día de la Virgen  Carmen  2016
            Habíamos entendido que la jornada  del día de la Festividad del Carmen  tendría que ser un día de oración, reflexión, encuentro y compromiso . La  visita a los barcos y la situación de puertas abiertas para quienes quisieran visitarnos, sería un hecho complementario que introducía el criterio de servicio que sugería el compromiso. Desde esta perspectiva se elaboró un programa  que pretende ser el referente para otros años
    Eramos muy pocos y en esta debilidad  hacía  que nuestra  confianza y esperanza  fuera/ era mayor Puchi nos sorprendió con su participación, pues a pesar de su problema de vista y dificultades para caminar se había llegado al Stella Maris  para compartir el acontecimiento con nosotros. Después del primer momento orante  marchamos a visitar los barcos que pudieran estar atracados Los muelles concesionados estaban cerrados  pero pudimos visitar  el Baltic Sea , petrolero , con tripulantes georgianos  en el Dique el Este  y el Flex Eviden  en la Dársena de los Llanos ( recién atracado)
    De regreso  rezamos la hora sexta  ya avanzado el medio día Se incorpora  José Mª Vivanco Después de un breve descanso  se despide Puchi y nosotros seguimos  con una encuesta  que pretendemos utilizarla en el ámbito portuario como parte de un proyecto de evangelización. Luego de la puesta en común  compartimos la comida que cada cual llevaba
     En la sobremesa  visualizamos  un documental sobre la evolución del ecumenismo en los últimos cuarenta años Como estuviera  muy avanzada la hora  para el tiempo de Nonas de la liturgia de las horas  decidimos orar el Rosario de la Misericordia . Continuamos  con la proyección del documental que nos hizo Pueblo de Dios en el 2008.
    Decidimos recomponer el programa abordando solo una parte del documento 1º ORACION Y CONVERSION  (algunas experiencias de oración de momentos  importantes en NT), releer la reflexión sobre el escapulario que recoge el díptico de este año del DGM y compartir la lectura de Reyes 1 ,18 : experiencia de Elías,  que entendíamos era el marco en el que teníamos que situar la fiesta que celebrábamos y consecuentemente  el movimiento carmelita. La lectura incluía una puesta en común de lo que la palabra nos podía estar sugiriendo, de aquello que destacábamos, de lo que  nos pudiera interpelar, o de lo que pudiera iluminar el momento actual en el ámbito  social, religioso o personal.
    Reconocíamos al Baal de nuestro tiempo en el modo de vida actual ( dependencia de un falso bienestar en el que todos estamos sumergidos ) ; la necesidad de oración  y denuncia; valoración de las características de esa oración; el contenido de la fiesta tradicional de la Virgen del Carmen; entendíamos que la situación de debilidad del momento actual, como también lo fuera en el de Elías, puede ser un tiempo de fortaleza espiritual; la importancia de la oración en el proyecto misionero que inicia nuestra Diócesis. Confirmábamos que oración y conversión eran muy afines y difícilmente lo uno podía estar sin lo otro. Destacábamos cómo Elías efectivamente estaba en la base de la vocación carmelita. 
    Estamos sobre la hora de vísperas y con esta oración pretendemos  terminar la jornada pasadas las 18 30. Intentamos gozar con la oración  dado que buscamos situarnos para ello   en la presencia del Padre Recordamos el efecto de la fotosíntesis en las plantas  y el proceso semejante de situarnos en esa Presencia, incluso sin palabras ( fotosíntesis mística). La LECTURA  BREVE (16/7/2016)    iluminó  el momento y toda la jornada :
     2Pe 1, 19-21 Tenemos confirmada la palabra profética, a la que hacéis bien en prestar atención, como a lámpara que brilla en lugar oscuro, hasta que despunte el día y salga el lucero de la mañana en vuestro corazón. Ante todo habéis de saber que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada; pues nunca fue proferida alguna por voluntad humana, sino que, llevados del Espíritu Santo, hablaron los hombres de parte de Dios.
      Se pueden imaginar el gozo grande que suponía escuchar esta palabra ante la lectura que habíamos hecho de la experiencia de Elías y los motivos  que nos habían sugerido tenerla como marco de la jornada  Y como pueden suponer, la afirmación del salmo El Señor ha estado grande con nosotros y por eso estamos alegres, se hacía realidad en la historia de esa tarde  y que hoy, un día después, deseamos compartir con Vds para gloria de Dios
Stella Maris de Tenerife 

jueves, 13 de julio de 2017

Nª Sra del Carmen: Día e la Gente de la mar y del Apostolado del Mar

La fe es nuestra fuerza

A los hombres y mujeres del mar en la Festividad de nuestra Patrona, Nuestra Señora la Virgen del Carmen
     En este día de las Gentes del Mar los hombres y las mujeres del mar, oteadores de amplios horizontes saben que, con la fuerza de la fe, nuestro horizonte vital se amplía hasta límites insospechados. Y una nueva visión confirma nuestras expectativas hacia un futuro que descansa en el nuevo hombre que mira adelante poniendo los ojos en Jesús, autor y consumador de la fe.
     La fe en Jesucristo es la piedra angular para el andamiaje de la vida que como un barco surca los días y navega a puerto seguro con fortaleza y firmeza. Es por eso por lo que podemos hablar de la vida en Cristo, y caminar con confianza guiados por su Palabra Viva que nos llega por medio del Espíritu Santo dejando ardientes nuestros corazones para vivir con fe y esperanza hasta el puerto final.” La cual “- como dice la carta a los Hebreos ( Hb.6,19)- tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo, donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre, según el orden de Melquisedec”.
     Y junto a la fe, también el ancla de la esperanza. Como señalaba Santo Padre Francisco el 13 de mayo pasado, en Fátima en la canonización de Francisco y Jacinta Marto, donde pronunció estas bellas palabras:
    Cuando Jesús subió al cielo, llevó junto al Padre celeste a la humanidad ―nuestra humanidad― que había asumido en el seno de la Virgen Madre, y que nunca dejará. Como un ancla, fijemos nuestra esperanza en esa humanidad colocada en el cielo a la derecha del Padre (cf. Ef 2,6). Que esta esperanza sea el impulso de nuestra vida. Una esperanza que nos sostenga siempre, hasta el último suspiro.
     Así pues, mirar y orar a Nuestra Señora del Carmen, advocación marinera por excelencia, es reconocerla como la Mediadora que fortalece nuestra fe y alimenta nuestra esperanza.
     A ella le pedimos que la sociedad reconozca los muchos beneficios que nos proporciona la gente del mar cuyos sacrificios a veces son invisibles a los ojos de nuestra sociedad.
     No nos olvidamos tampoco que los marinos, muchas veces tienen que superar la lejanía de sus seres queridos. Hemos de agradecer la inmensa labor que hacen sus esposas y madres . La fe nos sostiene y es nuestra fuerza. Con ella se superan todas las barreras geográficas y de todo tipo .
     Hoy día, en una sociedad más consciente del necesario cuidado de la creación, la fuerza de la fe en Jesucristo, hijo del Padre, se despliega también hacia el servicio de un desarrollo humano integral. Y desde la fe se alienta también nuestro cuidado de la casa común afectada por los efectos negativos del cambio climático y por la explotación excesiva de los recursos en el mar , según la encíclica del Papa Francisco “Laudato Si ” sobre el cuidado de la casa común.
     Últimamente España, ribera del Mar Mediterráneo, ha sido testigo, de cómo algunas tripulaciones de barcos mercantes (junto a muchas embarcaciones de Salvamento) han estado en primera línea para socorrer a muchos migrantes y refugiados, a bordo de embarcaciones nada aptas para navegar. En esta situación de emergencia humanitaria nuestra oración y la fuerza de la fe están con todos ellos
     Haciendo nuestras sus dificultades y alentados por el Papa Francisco quien llamó a los capellanes y voluntarios del Apostolado del Mar a ser “la voz de aquellos trabajadores que viven lejos de sus seres queridos y se enfrentan a situaciones peligrosas y difíciles”, nos encontramos, por la fuerza de la fe y de la comunión, al lado de los marineros y de la defensa de sus derechos humanos y laborales que han de ser respetados y protegidos.
     La gran labor pastoral del Apostolado del Mar, fortalecida con la fe en el Salvador del Mundo, quiere estar muy presente ante los graves peligros que envuelven a mucha gente del mar. A veces tienen que “trabajar en condiciones infrahumanas, o caen en manos de la delincuencia organizada o son víctimas de la trata laboral”. Estos aspectos se tratarán en el próximo XXIV Congreso Mundial de Apostolado del Mar en Taiwán del 1 al 7 de octubre próximo cuyo tema principal es “Atrapados en la Red” (Pongamos a los pescadores en primer lugar). Allí, convocados por el nuevo Dicasterio para el Servicio del Desarrollo humano integral, acudirá una representación de nuestro Apostolado del mar. Os pedimos para que dicho Congreso, así como la Asamblea del Apostolado del Mar a celebrar en A Coruña del 8 al 10 de Septiembre, den los frutos esperados y nuestra fe pueda salir más reforzada
      En este Día de las gentes del Mar, expresamos nuestra gratitud a todos los que trabajan en la industria marítima. Y oramos para que María Estrella del Mar recoja a los que han muerto en el Mar. Y que, como cantamos en la Salve Marinera, “llegue al cielo, hasta ti , nuestro clamor”.
+ Luis Quinteiro Fiuza
Obispo de Tui-Vigo. Promotor
del Apostolado del  mar


Misioneros del mar intercesores
                                                   29 de octubre del 2014
     Los encuentros  con Mari Cruz Val ( muy próxima a la Renovación Carismática)  y su padre D. José Val de 90 años, después de  la misa dominical, en los que compartíamos nuestras experiencias cristianas personales, permitió a ambos ir teniendo conocimiento de la pastoral marítima. Las necesidades que iban conociendo de esta realidad le invitaban a un compromiso  con la misma. Las dificultades de ambos  ( ella trabaja como funcionaria del Ayuntamiento y cuida a su padre  ciego, sordo e inmovilizado en una silla de ruedas ) le recordó la experiencia que tenía de la Legión de María, en la que se promovía a unas personas con esas o semejantes limitaciones, en  la tarea de la oración de  intercesión  por las actividades que habrían de realizar sus asociados, y  a los que se les denominaba como grupos auxiliares. Mari Cruz sugería  que esto mismo se podría  llevar a cabo en el Apostolado del mar.
     Interpelado  con la denominación  con la que se identificaría  ( recordamos lo de los “grupos auxiliares del la LM,  de Intercesión de la RC  o Socios protectores en el AM )  encontramos un día  que  siendo nuestra labor una acción misionera de la Iglesia  con la gente de la mar, e identificados como Apostolado del mar, todos los miembros de esta actividad  pastoral  son misioneros del mar ( nos hacemos eco de la afirmación de Pio XI: “el apóstol del marino ha de ser otro marino”)  La MISION  es la razón de toda la Iglesia. En consecuencia nos pareció que podíamos denominaros  “misioneros de la mar contemplativos/  o  misioneros marítimos intercesores  u orantes

 El criterio del Magisterio es un  buen aval para  nuestra propuesta
       El misionero ha de ser un “contemplativo en acción”. El halla respuesta a los problemas a la luz de la Palabra de Dios y con la oración personal y comunitaria. El contacto con los representantes de las tradiciones espirituales no cristianas, en particular, las de Asia, me ha corroborado que el futuro de la misión depende en gran parte de la contemplación.
    El misionero, sino es contemplativo, no puede anunciar a Cristo de modo creíble. El misionero es un testigo de la experiencia de Dios y debe poder decir como los Apóstoles: «Lo que contemplamos... acerca de la Palabra de vida..., os lo anunciamos» (1 Jn 1,1-3)
Aunque ya estábamos  proponiendo a la audiencia  de nuestro programa Stella Maris  en Radio María, el compromiso  y  la necesidad  de la oración por la gente de la mar y sus familias, por el Apostolado del mar, y la unidad de los cristianos, entendemos  que esta propuesta mas “exigente “ debería tener carácter institucional en cuanto se refiere a la  comunión, bendición y aprobación  por parte del Obispo Promotor y del Director Nacional.
    Fue en  la edición 190 del programa Stella Maris  el 29 de octubre del 2014 ( mes del rosario y centenario de Sta Teresa de Jesús) cuando compartimos con nuestra audiencia el proyecto. En esa ocasión, no podía ser de otra forma, el obispo Promotor apoyaba con su presencia  y su palabra el proyecto de misioneros del mar intercesores  al que se invitaba a  los oyentes de nuestro programa
     Además de D. Luis Quinterio, OP.  participaron en aquella ocasión el  P. José Maria Rastrojo Gamero ( claretiano), Mari Cruz Val ( hija de José Val, “primer misionero del mar”, fallecido el cuatro de octubre de ese año), Mari Carmen Grobas delegada del AM em Vigo, Jesús Zapata Delegado D del AM en Almeria  y Director allí  del programa SM y Ricardo R. Martos de la Delegación del AM en Barcelona

     
La oración  en la historia del  Apostolado del mar
Hemeroteca de la Vanguardia
·         Sin embargo, fue en el puerto de Glasgow donde el Padre Joseph Egger, S.J., puso en marcha el primer centro del Apostolado del Mar bajo el patrocinio de la Sociedad del Apostolado de la Oración. Durante los ocho primeros años de su existencia (1899-1907), según los archivos, más de 200.000 marinos fueron admitidos en el Apostolado del Mar. Posteriormente, con el traslado a ultramar del Hno. Daniel Shields, S.J., miembro clave de este grupo, la labor decayó, y no fue reanudada hasta su regreso de Sudáfrica en 1920. Hemeroteca LA VANGUARDIA 1927

·              Al constituirse el Apostolado y al redactarse sus Estatutos se han considerado como elementos básicos, la oración y el trabajo activo: ora et labora; y teniendo en cuenta que el trabajo debe estar apoyado en la oración para que sea eficaz, ha dirigido sus miradas a los centros espirituales, de oración, pidiendo el concurso de los institutos religiosos para que reforzasen la que elevan a Dios los marineros, socios activos y los asociados. La primera comunidad que con todos sus individuos cooperó a los fines espirituales del Apostolado del Mar fue la de los Carmelitas, cuya casa madre está establecida en Nottin Hill, secundándola  todas las casas de la Orden establecidas en Inglaterra. En octubre de este año la Rdma, M. superiora general del Instituto de Nuestra Señora del Retiro en el Cenáculo, después de su elección expresó el deseo de ver que todas las casas de la Congregación tomasen con vivo interés la participación activa por la oración en el Apostolado del Mar y se convino que cada día del mes una de estas casas ofrecería la Adoración para el Apostolado, de manera que durante todo el año a lo menos una casa de esta Congregación ofrecería oraciones para esta Obra.
       Otra de las Congregaciones que nos han dado generosamente su ayuda espiritual han sido las Benedictinas de la Abadía de Quaw Isla deWigth, la de la Abadía de San Andrés en Bélgica y las religiosas Benedictinas de Colwich, igualmente algunos de los conventos del Sagrado Corazón de Jesús, las Franciscanas de Santa María de los Angeles en Southampton, las Pobres Clarisas de Warvertree y Newry, las Capuchinas de Perpignan, Convento Tyburn, las Ursulinas de Wembledon, las religiosas Benedictinas de Stam Osvoll, y otras.
     Al manifestar el Apostolado su profundo agradecimiento por esta valiosa cooperación que es fuente inagotable de fuerza espiritual que determina el engrandecimiento de la obra, no duda que las Órdenes religiosas españolas contribuirán eficazmente con sus oraciones a la difusión de este Apostolado en España, según desea S, S. el Papa; y, a este fin, se facilitarán, por el Centro de Barcelona, todos los datos que mejor puedan ilustrar el conocimiento de la organización y funcionamiento del Apostolado. LA VANGUARDIA V R Página 18.Domingo 1 de enero de 1928

·         «El Apostolado del Mar», es primeramente una obra de oración y de celo que une sacerdotes, religiosos y seglares para procurar la mayor extensión del reinado de Cristo en las almas de los que pasan gran parte de su vida en el mar, de los pescadores y navegantes que tantos escollos encuentran en sus vidas marineras y que a la luz de ese Apostolado han de vislumbrar los verdaderos horizontes que iluminarán sus existencias con los resplandores del bien y de la virtud. Se le llama “ Apostolado”, porque sus miembros ya embarcados, ya en tierra, son apóstoles que buscan la mayor gloria de Dios, tratando de que aumente el conocimiento, devoción y amor de nuestro Salvador adorable. I.a oración es su único deber esencial que tienen los socios del «Apostolado». Como medios para conseguir el mismo fin se tiene también en la obra la formación de círculos e institutos, la visita de barcos, y la distribución de buenos libros. Procurar a los marinos y navegantes distracciones honestas y ofrecerles locales donde puedan reunirse con sus compañeros católicos por medio de la Unión internacional de marineros católicos; la instrucción religiosa y reparto de libros amenos y religiosos a los marineros, procurando oigan la santa misa y frecuenten los Sacramentos; mantenerles en contacto con la Iglesia y todo acto de caridad que se haga con la gente de mar, está relacionado con este «Apostolado». VANGUARDIA Página 15. Jueves 8 de diciembre 1927
       
·         En diferentes seminarios de la Gran Bretaña y en los Estados Unidos existen «tripulaciones espirituales», formadas por doce seminaristas que protegen (est iritualm ente ) a los marineros, de la misma manera que las comunidades citadas. Y siendo tan necesaria la existencia de sacerdotes especializados como Capellanes de puertos», que cuiden del bien espiritual de los marinos, se recomienda, especialmente, «esta práctica en los. seminarios que radican en puertos de mar, a fin de iniciar a los seminaristas en este apostolado. LA VANGUARDIA Página 13.— Jueves 16 de febrero de 1928 V R
               
·          En el encuentro de Glasgow en el 90 aniversario  del AM ( 2012) Monseñor Vegliò destacó que los primeros miembros del AOS fueron formados en el Apostolado de la Oración y que “su mayor fuente de confianza era la oración misma”:
  Debemos redescubrir esta característica distintiva del Apostolado, no sólo reuniéndonos regularmente en oración con los voluntarios, sino también haciendo que la gente ofrezca cada día sus oraciones por las personas del mar y por los que se ocupan de su asistencia



miércoles, 12 de julio de 2017

Stella Maris de Castellón

EL PUERTO DE CASTELLÓN TIENE CENTRO DE STELLA MARIS DESDE EL PASADO VIERNES

     La Autoridad Portuaria de Castellón, habiendo antes cedido el local para este fin, inauguró el pasado viernes la nueva sede de Stella Maris en el enclave castellonense que prestará asistencia y atención a los marinos que recalan en el puerto
     El local ha sido bendecido por el obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, en un acto que ha contado con la presencia de algunas autoridades del Ayuntamiento de Castellón, Capitanía Marítima, empresas consignatarias, así como representantes de Stella Maris de Tarragona y Barcelona, entre otros.


      “Hoy es un día de alegría porque el puerto de Castellón crece en solidaridad con el Stella Maris”, declaró el presidente de la APC, Francisco Toledo. Cabe mencionar también, para la creación de este organismo, la ayuda de la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF), una organización con sede en Londres, que aglutina a casi 700 sindicatos de todo el mundo. 

       El presidente de la autoridad portuaria también destacó el papel esencial y básico del voluntariado del Apostolado del Mar en este proyecto que empieza a dar sus primeros pasos. Se trata de personas, en su mayoría vinculadas profesionalmente a la mar, que ofrecerán a las tripulaciones que lleguen al puerto de Castellón información de los servicios a los que pueden acceder, posibilidad de traslados a tierra para que mantengan contacto con sus respectivas familias a través de internet, pedir asesoramiento laboral, ser cuidados y acompañados en caso de enfermedad e ingreso clínico, información turísticas o asistir a celebraciones religiosas. Naucher Global

viernes, 7 de julio de 2017

Experiencia personal de fe

La Mirada  

      Empecé  a entender, a intuir el misterio, cuando fui alcanzado por su mirada. Es una mirada de infinita ternura, de aceptación plena, cargada de gratuidad, de ofrenda, de donación total, de gozo grande, de paz profunda. Es una mirada  a la intimidad más escondida, incluso a lugares que tú no alcanzas ver, a pesar que anidan en tu corazón. Surgió en medio de la tempestad, de la soledad, en el llanto de la impotencia, en la conciencia de la fragilidad, de mi limitación .

     Te sabes, entonces, conocido, acompañado; su mano en tu hombro. Asombrado, admirado  con una alegría enorme, nueva, grita el alma, estremecida ¡VIVE,  ES VERDAD, VIVE! Es un grito que se arranca en la profundidad de tu ser; y tu razón, tu pensamiento, tus sentidos se llenan de esa PRESENCIA.

      Es una realidad que puedes palpar. Su Palabra se encarna en el acontecimiento de tu vida. Reconoces que,  ciertamente, solo Dios pudo conocer tu pensamiento aquella mañana, y como a Pedro te confirmó tu debilidad y permitió que lloraras tu nada y recordaras su palabra El gozo es inenarrable. Sucedió un día en mi historia y su eco, como ves, me  acompaña siempre. Es la alegría de la Pascua que experimenta quien ha conocido la libertad de si mismo, la luz que engendra la vida. La soledad ha terminado..  Sabes que El  Es, que vive.

     Más tarde recuerdas lo que prometió: “El Espíritu os recordará lo que os he dicho”. Experimentas, admirado, que se ha cumplido en tu historia. Y recuerdas a sus amigos prendidos de aquel  fuego. El amor ha germinado en ti. La oscuridad de la soledad fría, desapareció. Ya “eres” EL, Tú y  el Otro; los demás ya no son ausentes. Eres COMUNIÓN, IGLESIA. La TRINIDAD  penetra tu identidad humana, y la diviniza, engendra el Hijo de Dios. Necesitas amar como El.. Es su Identidad que habita en ti. Amar, servir es ya una vocación  y la razón de tu existir. Ser PAN y VINO para los otros. Se  diluyen tus ansias, El amor crece, cuando te das ..Como la luz y el calor, busca expandirse, llenarlo todo, alcanzar lo infinito, experimentar la eternidad. La plenitud, razón de tu/su existencia, sólo la alcanzarás en su PRESENCIA, esencia del AMOR
    Camina contigo, no te exige; en todo instante está dispuesta su mano; asume siempre  tu fragilidad (secuelas del mal antiguo).

    Aunque ocurrió estando en tierra, entonces vivía en la mar. Lo conocí  hace cuarenta y seis  años: mediodía del 15 de Mayo de 1971. Otros  lo han experimentado de igual/ semejante manera.¿Frutos? Recuerda la respuesta de El: unos treinta otros sesenta, algunos cien..Se vive, en todo caso,  deseando ser más y mejor pan. Todos, tu también puedes vivirlo.¡Ojalá ,ya! El pide poco, te lo aseguro: sólo  tu NADA, que abras la puerta de tu corazón vacío y le digas, VEN  JESÚS.

                                                                                                 Juan Esteban
Nota: muchos años más tarde conocí  el cuadro que  reproducía  ese signo de cercanía del que Vive, del Resucitado: LA MANO EN EL HOMBRO.  De ahí que lo he adoptado como foto de perfil en Facebook, móvil El hecho ocurrió sobre las 13 30

Reconocimiento al trabajo del marino

DICASTERIO PARA EL SERVICIO DEL DESARROLLO HUMANO INTEGRAL
Mensaje para el Domingo del Mar 2017
(9 de julio de 2017)
      
Queridos capellanes, voluntarios, amigos y bienhechores del Apostolado del Mar,
    En nuestra vida cotidiana, empleamos y estamos constantemente rodeados de muchos objetos y productos que, en alguna fase de su travesía hacia nosotros, han sido transportados en barco. Nos resulta difícil imaginar que detrás de cada uno de estos objetos hay un rostro que pertenece a uno de los muchos marinos que han hecho todo lo posible para que el buque entregara, de forma segura, estas mercancías en el puerto.
      En este Domingo del Mar se nos invita a reconocer y a expresar nuestro agradecimiento a esta fuerza laboral compuesta por más de 1,5 millones de marinos (que en su gran mayoría proceden de países en vías de desarrollo). Gracias a su duro trabajo y a los sacrificios que hacen, nuestra vida es más cómoda puesto que transportan, de un país a otro y por los siete mares, casi el 90% de las mercancías.
     Aunque su aportación es esencial para la economía del mundo globalizado, son muchas las dificultades y los retos a los que se tienen que enfrentar estas personas y que afectan su vida y su dignidad. Me gustaría aquí recordar algunos:
       A pesar de los grandes progresos alcanzados en ámbito tecnológico, que han mejorado la comunicación entre los marinos y sus seres queridos, los largos meses que viven alejados de la familia siguen siendo un enorme sacrificio que a menudo se repercute negativamente en la vida familiar. Las madres que se quedan solas tienen que ejercer funciones múltiples con niños que crecen con un padre siempre ausente. Es importante que en nuestro ministerio pastoral prestemos especial atención a las familias de los marinos, poniendo en marcha y respaldando la creación de grupos de apoyo para esposas de marinos al fin de proporcionar cuidado recíproco y asistencia.
      El uso de las redes sociales le permite a la tripulación estar conectada con muchas personas en todo el mundo, pero a la vez, vivir desconectados y aislados los unos de los otros cuando están a bordo, porque cada uno vive aislado en el mundo virtual en el que busca refugio durante su tiempo libre. Nuestra función, especialmente durante las visitas a bordo, es la de intentar crear una “conexión humana” y fortalecer la “comunicación humana” entre los miembros de la tripulación para evitar la soledad, el aislamiento y la depresión, que podrían llevar al suicidio, que según un reciente estudio publicado en Gran Bretaña por el P&I Club es la principal causa de muerte entre la gente de mar.
       La amenaza creciente que representa el terrorismo en todo el mundo exige nuevas medidas de seguridad que limitan aún más, en algunos puertos, la posibilidad de que los marinos puedan bajar a tierra y a veces, incluso, que los asistentes para el bienestar puedan subir al barco. Si bien comprendemos la necesidad de transformar los puertos en “un lugar seguro” para las personas y las mercancías, debemos también asegurarnos de que nadie sea víctima de discriminación o se le impida bajar a tierra por razones de nacionalidad, de raza o de religión, y debemos abogar por el derecho fundamental de las tripulaciones según el cual éstas deben tener acceso “a instalaciones y servicios en tierra que protejan su salud y su bienestar” (MLC 2006, Título 4, Regla 4,4).
      A pesar de la adopción y entrada en vigor, en el mes de agosto de 2013, del MLC 2006, que establece los requisitos internacionales mínimos de los derechos humanos y laborales de la gente de mar, siguen siendo numerosos los casos de tripulaciones que han sido engañadas en cuanto a su salario, que son explotadas y maltratadas en su puesto de trabajo, criminalizadas injustamente por accidentes marítimos y abandonadas en puertos extranjeros. Si bien es nuestro deber prestar toda la asistencia y el apoyo necesario a las tripulaciones en apuros y que experimentan grandes dificultades, instamos también a todas las autoridades marítimas a velar con mayor atención e intervenir para prevenir abusos y reparar cualquier injusticia que éstas hayan podido padecer.
      Aunque la amenaza de la piratería que afecta las rutas marítimas ha disminuido, en comparación con hace unos pocos años, el peligro de ataques y de secuestros armados sigue siendo muy elevado en algunas áreas geográficas. Deseamos invitar a la comunidad marítima a no bajar la guardia y a aplicar todas las medidas necesarias destinadas a garantizar la seguridad y la protección, no solo del cargamento sino, sobre todo, de la tripulación.
       Por último, quisiera centrar nuestra atención en los pescadores y en la pesca, que serán el tema central del XXIV Congreso Mundial que se celebrará en Kaohsiung – Taiwán, el próximo mes de octubre.
       Al igual que los marinos, los pescadores transcurren mucho tiempo en el mar, a menudo a bordo de pesqueros que no están en condiciones de navegar, por lo que su profesión es considerada una de las más peligrosas del mundo y sin embargo no gozan de los mismos derechos que los marinos, es decir, sueldos y beneficios netamente inferiores. El sector pesquero está plagado de casos de trata de seres humanos, de trabajo forzoso y de pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (INDNR).
       Durante el Congreso, gracias a la asistencia de oradores expertos, desarrollaremos nuestra concienciación y atención con respecto a este tipo de cuestiones; fortaleceremos nuestra red con el objetivo de incrementar la cooperación entre el Apostolado del Mar de las diferentes naciones; compartiremos recursos y mejores prácticas para desarrollar habilidades específicas, sobre todo en el sector pesquero.
     Renuevo mi invitación a participar en este Congreso, no solo a los expertos, sino también al mayor número de capellanes y de voluntarios, porque la pesca y los pescadores son una preocupación del Apostolado del Mar y no solo de quienes están personalmente involucrados en este sector.
    Para concluir, pidamos a María, Estrella del Mar, que apoye nuestro servicio y dedicación a los marinos, pescadores y a sus familias, y que proteja a toda la gente de mar hasta que lleguen al “puerto seguro” del cielo.
Cardenal Peter K.A. Turkson

Prefecto